-->

jueves, 13 de enero de 2022

Científicos crean el mapa 3D más grande del universo y encuentran descubrimientos intrigantes en él

Científicos han creado el mapa tridimensional más detallado del universo.

Los investigadores esperan que con el tiempo el mapa pueda ayudar a decirnos de dónde vino el cosmos y hacia dónde se dirige, al brindarnos una mejor comprensión de la energía oscura.

Y ya detectaron detalles intrigantes en los datos: este mapa a revelar el secreto de las luces más poderosas del universo.

“Hay mucha belleza en esto”, comentó Julien Guy, científico de Berkeley Lab.


“En la distribución de las galaxias en el mapa 3D, hay enormes cúmulos, filamentos y vacíos. Son las estructuras más grandes del universo. Pero dentro de ellos, hay una huella del universo muy primitivo y la historia de su expansión desde ese entonces”.

El mapa fue posible gracias al DESI (Instrumento Espectroscópico de Energía Oscura). Tiene funcionando siete meses, y lleva solo el 10 por ciento del camino de su misión, pero ya ha producido datos 3D más detallados que cualquier estudio anterior de la galaxia.

DESI recolecta imágenes detalladas de millones de galaxias, observa más de un tercio del cielo. Esas imágenes desglosan los diferentes colores de la luz, lo que permite a los científicos rastrear qué tan lejos ha llegado antes de alcanzar la Tierra; eso, a su vez, les dice qué tan “profunda” es esa parte del cielo y qué tan lejos están buscando.

Esto les da a los investigadores una imagen tridimensional mientras miran hacia el cielo, lo cual se puede usar para encontrar cúmulos y supercúmulos de galaxias, y al examinarlos, los científicos pueden tratar de comprender cómo se ha expandido el universo desde sus comienzos.

Saber eso también podría ayudarnos a entender cómo terminará. A medida que el universo se expande, crea energía oscura, la cual ya representa el 70 por ciento del cosmos, y cuando eso sucede, la velocidad de expansión aumenta.



A medida que esa expansión se acelera, también lo hace la creación de energía oscura. Esto crea un ciclo que significa que la expansión se vuelve cada vez más rápida y también lo hace la proporción de energía oscura dentro del cosmos.

Saber cómo ocurre eso y hacia dónde se dirige podría permitirnos determinar el eventual fin del universo. Los científicos aún no saben qué sucederá, si seguirá expandiéndose sin parar, eventualmente dará la vuelta y colapsará en un Big Bang inverso, o se desgarrará en el vacío.

Hasta el momento, el trabajo de DESI está incompleto y las respuestas a esas grandes preguntas siguen sin conocerse. Pero los datos que los científicos han recopilado hasta ahora les permiten mirar hacia atrás de una manera sin precedentes, retrocediendo más de 10 mil millones de años hasta el comienzo de las galaxias.

Eso ha incluido descubrir más sobre los quasars, que son galaxias muy brillantes y se encuentran entre los objetos más brillantes y distantes que conocemos. Los científicos ya utilizan la información del DESI para comprender más acerca de cómo llegaron a existir, además de usarlos para trazar otras partes del cosmos.

“Me gusta pensar en ellos como postes de luz, que miran hacia atrás en el tiempo en la historia del universo”, declaró en un comunicado Victoria Fawcett, estudiante de posgrado en astronomía en la Universidad de Durham.


Suscríbete Ya!
Siguenos en:
facebook twitter pinterest rss
 
Uso de Cookies: Este portal, al igual que la mayoría de portales en Internet, usa cookies para mejorar la experiencia del usuario. clicking on more information